Nada que ver en Aksaray

by • 31 diciembre, 2013 • Sin categoría • Comments (0)563

Después del frío que hemos pasado pedaleando Javi se puso enfermo. A mí ya me tocó la semana anterior, y parece que hay que equilibrar. Nada serio, un resfriado debido al frío que hemos pasado. Y mientras el descansa yo decidí dar una vuelta por esta ciudad.

Lo primero que hice, como no, es ir a la oficina de información turística. Parece el lugar más obvio para preguntar sobre los puntos de interés. Había dos hombres, que no hablaban inglés, por lo que tuvieron que llamar a un tercero (que sabía unas pocas palabras más).

Después de varios minutos intentando explicarme me dicen:

–          ¡No hay nada que ver en la ciudad!

Insistían en que me fuera al valle de Ihlara o a otros sitios turísticos de Capadocia. No había manera de decirles que no, que me quería quedar por la ciudad. Un poco más tarde llegó el director de la oficina, y entre los cuatro trabajadores y yo estuvimos leyendo unos panfletos, para intentar encontrar algo que ver.

Según iban leyendo, se daban cuenta de que sí que había cosas que podían resultar de interés. Por lo que al final supieron señalarme en el mapa (al que tuve que sacar una foto, porque solo tenían uno) por donde podía pasear.

Al final la ciudad me acabó gustando, a pesar de que hacía muchísimo frio, y me dolían los pies y las manos. Esta ciudad bien merece un paseo.

14920

 

Lo primero que vi fue una mezquita del periodo Seljuk, Mezquita Ulu construida en a finales del siglo XIII. Este tipo de arquitectura, que también vimos en Konya, es muy diferente de los edificios otomanos, mucho más simples y con adornos geométricos y con inscripciones coránicas muy elaboradas.

Aksaray-Ulu-Cami

DSCN3858

DSCN3831

aksaray_eri_minare_3_copy

 

 

 

A continuación fui a ver el minarete rojo (Kizil mirare), que es más conocido como el minarete inclinado. En la oficina de turismo lo comparaban con la torre de Pisa, y la verdad es que efectivamente está bastante inclinado (aunque no se ve muy bien en las fotos). También construido en el siglo XIII, los expertos creen que se construyó de esta forma a propósito, pero no se sabe el por qué.

DSCN3845

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras un pequeño paseo al lado del río, donde hay varios puentes Seljuk, llega a la Madrasa Zinciriye. Este edificio está mejor para ver la arquitectura Seljuk, porque al no haber nadie, puedes estar tranquilamente sin miedo a molestar a los que están rezando.

DSCN3854

Así que al final sí que había cosas que hacer y ver en la ciudad, pero con el frío que hacía en un par de horas me volví corriendo al hostal satisfecho de haber sido capaz de sacar partido a una ciudad “sin nada que ver”.